anatómico forense

No hay autopsia más complicada que la del cadáver de un vivo.

Solos, condenados, preparados y faltos de esperanza podría ser en todo caso un epitafio pero… ¿cuáles son los motivos del fallecimiento de una generación en vida? Al fin y al cabo están muertos socialmente, muertos emocionalmente, muertos económicamente… muertos.

El reflejo de la muerte física con su palidez, su deterioro y su frialdad se convierte en un retrato generacional reflexivo donde la ausencia de respuestas convierte a todos y cada uno de sus integrantes en cuerpos inertes anónimos carentes de autopsia. Ni siquiera la propia sociedad está preparada para dictaminar las causas de una muerte en vida.

Anatómico forense es un ejercicio de metalenguaje donde las fotografías actúan como un espejo posicionando al espectador en un plano de responsabilidad ante el conflicto. Exigiendo compromiso o implicación ante un mal endémico en el que todos somos partícipes, miembros o incluso cómplices. Por lo tanto la autopsia se convierte en una respuesta personal e interpretativa.

3