Volta Café, tan canalla como acogedor

Al más puro estilo de los cabarets berlineses o de las bohemias milongas de Buenos Aires, este camaleónico local se afianza como un must go en el ocio madrileño.

Sus impactantes escaparates evocando al barrio rojo de Ámsterdam dan paso a un espacio inundado por una iluminación rojiza, sillones de terciopelo, muebles vintage y algún que otro impagable detalle Kitsch que lo convierten en un lugar tan canalla como acogedor, logrando que te sientas dispuesto a vivir una noche, cuanto menos, atípica dentro de una atmósfera casi clandestina que te envuelve nada más entrar,.

1